Follow Us

                   

La mayoría de la gente acepta como verdadera la existencia de un Creador. Un poder infinitamente más grande que el Hombre, quién en su sabiduría creó todo el Universo y todo lo que éste contiene. A éste Poder se le han dado varios nombres: Dios, El Creador, La Inteligencia Universal, La Naturaleza, etc., pero todos significan lo mismo.

La Inteligencia Universal, al crear este Universo, hizo ciertas leyes fundamentales que gobiernan nuestra propia existencia. Hay veces que pensamos que ciertas leyes, como por ejemplo, la ley de la gravedad, son hechas por el Hombre. Esto, desde luego, no es verdad, pues la ley de gravedad es una de las leyes que rigen nuestro planeta. Si no fuera por la existencia de ésta ley no tendríamos los pies en el piso, sino en el aire y estaríamos dando vueltas.

Debido a éstas leyes fundamentales, es que tenemos el día y la noche, el sol y la lluvia, el verano y la primavera, el otoño y el invierno, los huracanes, las tormentas eléctricas y demás. Todo en éste Mundo tuvo que haber sido planeado de antemano, incluyendo al hombre mismo. Cada criatura, ya sea hombre, animal o insecto - no importa su tamaño- tiene su razón de ser.

En el campo curativo, algunos médicos no reconocen la existencia de un plan divino en la creación y en el funcionamiento del cuerpo humano. Todo su pensamiento está dirigido, más bien, al tratamiento de alguna parte del cuerpo sin pensar en el cuerpo completo. Por ejemplo, los dolores de cabeza-y todos los dolores en general- generalmente son avisos que la Naturaleza nos dá de que hay algo funcionando mal. Sin embargo, lo que la mayoría de las personas hacen cuando sienten algún dolor, es tomar una píldora calmante para tapar - podríamos decir- la señal de alerta. Lo más sabio sería buscar la causa del dolor y corregirla para que se elimine.

La filosofía del método Quiropráctico es lógica y sencilla de entender. La Quiropráctica enseña que existe una Inteligencia Innata, que reside en el cerebro de una persona y que es la que gobierna y dirige el funcionamiento de todo el cuerpo por medio de mensajes que viajan hacia todo nuestro organismo, a través de los nervios. Ahora, debido a la forma que está construida nuestra espina dorsal, alguna de sus piezas -conocidas cómo vértebras- pueden desalinearse lo suficiente para producir presión sobre los nervios e interferir con los mensajes vitales que fluyen desde el cerebro al cuerpo. El Doctor en Quiropráctica está preparado para localizar y eliminar esas interferencias en la espina dorsal para que fluya la Energía que envía el cerebro a todo el cuerpo, y tener así como resultado buena salud. Bienvenido a la quiropráctica.

Dr. Jiménez y la Dra. Perosino

Por favor llama ahora al 678-205-8432 para hacer una cita para usted o su familia.